No ir a trabajar sigue siendo barato

Desde que vio la luz en enero de 2019, sólo pasó dos veces (por eso continúa un poco desfasado de la actualidad). La cosa es, queridas lectoras y querides lectores, que ·Poemas para no ir a trabajar· aumentó para alcanzar el precio inverosímil de $250.
Así que ya saben: si todavía no lo tienen, o quieren regalarle algo piola y barato a esa querida persona vagoneta, pueden pedirlo a lxs editorxs de La Libre o consultar en alguna de las buenas librerías donde está.
Dadas las circunstancias, habrá que ponerse colectivamente también a idear formas para no teletrabajar: creo que el libro tiene algunas claves para esa tarea y sobre todo una incitación vital al espíritu creador de la vagancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.