Tag Archives: fotos

Presentación de “Aberraciones por amor”

 

Presentación de mi primer libro de cuentos, Aberraciones por amor (editado por Peces de Ciudad), el jueves 22 de febrero desde las 20:30 hs. en Nivangio, Colombres 946, Boedo, CABA.
Quedan un par de los 50 ejemplares numerados y firmados en el siguiente enlace: 
 
El día de la presentación hubo juegos, lecturas, charla abierta, brindis y canciones sugeridas por los asistentes (rockola analógica-digital).
 
PD: para quienes usan facebook acá está el evento: 
.

Safari fotográfico de GRaFiTi en Boedo

 

En el marco de la muestra “Las hojas sueltas de un libro escrito en las paredes“, este sábado 18 de noviembre, hacemos un Safari Fotográfico en Boedo. La cita es en Nivangio(Colombres 946, entre San Juan y Carlos Calvo). La actividad es gratuita.

Más información en https://www.escritosenlacalle.com/blog.php?Blog=164

Y acá los videos de las fotos: https://www.escritosenlacalle.com/blog.php?Blog=165 

Las hojas sueltas de un libro escrito en las paredes

Muestra de fotos de grafitis de Escritos en la calle en Nivangio (Colombres 946). Inaugura el miércoles 8 de noviembre a las 19:00 hs. 
Las hojas sueltas de un libro escrito en las paredes propone encontrarnos con los grafitis y a través de ellos.
AGENDA
– Miércoles 8 de noviembre 19:00 hs. Inauguración. Presentación del libro.
– Sábado 18 de noviembre 16:00 hs. Safari fotográfico.
– Jueves 23 de noviembre. Cierre.

“Las niñas del ojo” – fotos de Alix y Azélia de La Barrière

Curaduría de la muestra de fotos móviles de Alix Instagram y Azélia de La Barrière Instagram, en el Club Cultural Nivangio, del 21 de febrero al 7 de marzo.

En 2000 una joven madre deja Francia, su pasado; llega a una Argentina, devastada y promisoria, en busca de libertad. En 2017 la hija parte de nuestra querida Buenos Aires y regresa a su tierra natal para seguir su formación en la “ciudad luz”. Espejos rebeldes: simetrías, diferencias, ironías. Celebramos la búsqueda de nuevos horizontes.

Cuando miramos a los ojos vemos en el centro nuestro reflejo diminuto. “Niña del ojo”, sinónimo de pupila, nombra a alguien o algo muy querido.

Esta exposición es un ritual de despedida. En un juego de correspondencias, madre e hija intercambian fotos, las entremezclan, haciendo difusa la autoría y poniendo el foco en el diálogo entre imágenes. En una colaboración sin jerarquías, cada una aporta su forma de ver las cosas −Alix con la experiencia y perspectiva de años de práctica; Azélia con la soltura de una generación llamada post-fotográfica (iPhone e Instagram)− y nos participan de una conversación íntima, afectuosa.

Las niñas regulan la luz que entra al ojo: cuando la pupila se expande, el iris se reduce. Los iris de cada persona son únicos, como las huellas dactilares, marcas de identidad, donde se encuentran lo heredado y lo particular.

Las dos usan los mismos instrumentos −teléfonos celulares− y comparten sensibilidades cultivadas en la atención a los detalles, el gusto por las formas sutiles, juegos cromáticos, visiones sugerentes, delicadezas. Cada una posa su mirada sobre plantas, arquitecturas, reflejos, flores, vistas de entrecasa, instantáneas de la vida en común.

Las coincidencias son notables; las singularidades, visibles. Sin perder de vista que en sucesivas elecciones de qué, decisiones de cómo, en charlas simultáneas de motivos, formas y colores, las fotos de una y de otra van hilando momentos, espacios, personajes, experiencias de los días juntas.

FA, Febrero de 2017

Para ver más es sus Instagrams:
Instagram Azélia de La Barrière
Instagram Alix de La Barrière

“Furgón flashero”, inauguración

Furgón flashero puede visitarse los días martes y viernes de 17 a 20hs.

Acá van algunas fotos de la apertura.

montaje Furgón flashero

Lalo en Furgón flashero

Gus en Furgón flashero

Gabi en Furgón flashero

Francisca en Furgón flashero

Saca-foto y hermano en Furgón flashero

Fotos de Azélia Loaiza de La Barrière (Instagram: @achuloaiza)

"Furgón flashero" en La Dársena

"Furgón flashero" en La Dársena

"Furgón flashero" en La Dársena

"Furgón flashero" en La Dársena

"Furgón flashero" en La Dársena

furgon flashero en la dársena 14

Fotos de Gonzalo Aíta

Pablo de Plátanos y la formación de palabras

El sábado a la mañana venía pedaleando bajo la lluvia por las callecitas de Plátanos, Berazategui, cuando una voz me grita: “Eh, saca-foto”.

No reconocí a la figura que se acercaba bajo el paraguas, con algo en brazos, pero me detuve. Seguro lo conocía del furgón. Me dijo de reparar bajo el techo de una parada. Era solamente para saludarme, para saber si seguía con la camarita.

La tenía encima. Así que sacamos una foto, bajo la llovizna sin paraguas, con la cachorrita que el flaco llevaba, dentro de un bolso, a lo de un pariente vecino. “¿Y cómo hacemos, si sale? ¿Se la dejás a alguien por acá? ¿O me mandás un mensaje? Yo te di mi número. Pablo de Plátanos”. Ahí me di cuenta.

Una vez venía embalado en bici camino a la estación de Bera, y cruzamos un par de miradas con un tipo parado en una esquina. Supongo que compartimos la sensación extraña que sentí. Me siguió en bondi y me alcanzó en el andén, para pedirme una foto flashera que le había sacado alguna vez. La encontramos y se la llevó. Era el Flaco Pablo.

Le había mandado un mensaje para el brindis de fin de año. ¿Te llegó?, le pregunté. “Sí, pero no pude ir”. Me pasó su número de nuevo. Nos dimos un abrazo, buen fin de semana, y seguimos nuestros caminos.

 

vías - Plátanos

 

Más allá de la emotiva anécdota que da contexto, quiero volver sobre el inicio del encuentro. Sobre el vocativo que me hizo parar en plena lluvia. ¡Eh, sacafoto! “Saca-foto”, una palabra que no figura en ningún diccionario, ni siquiera en el vocabulario que Pablo de Plátanos traía consigo, es una invención del momento. Simplemente se encontró con la necesidad de llamar al amigo fotógrafo… Y lo logró con poesía básica.

También, morfología generativa. Esa clase de palabras, “saca-foto”, un sustantivo compuesto, hecho de un verbo y su objeto, tiene una lunga tradición, que se actualiza en forma permanente. Algunas ocurrencias perduran largo tiempo. Hay más literales (lustrabotas, sacamuelas, abrelatas), otros más metafóricos (cazabobos, amansa-locos, atrapa-sueños), con chispas de humor o ingenio (mataburros, lamebotas, comehombres), varios con actitud peyorativa o de gaste.

Muchos refieren a cuestiones sexuales, como “traga-leche”, “ficha-bulto”, “come-travas”, o asuntos donde hay que disimular, como la falopa (arruina-guacho, corta-dedo), y varios provienen de la jerga tumbera -una gran usina de la lengua-, por citar: lava-táper, come-huevo, roba-vieja, sopla-bolsa… Y ahora mismo siguen surgiendo.

Todos tenemos en mente numerosos ejemplos y también, sobre todo, felizmente, la capacidad de seguir creando nuevas ocurrencias: sea para renombrar lo que re-conocemos, para nombrar lo que antes no había, o lo que todavía no hay.

 

 

Presentación de Lengua extranjera

Flyer por Lisandro Aldegani

Más en www.lenguaextranjera.com.ar