El Informe C

Informe Capital

Informe Capital

Participación en dos escenas de la presentación de Informe Capital con fragmentos de “La fábrica del hombre endeudado” de Maurizio Lazzarato, junto a Karina Granieri, Alicia Herrero, Vera Carnevale, Magdalena Pagano y Laura Levi Hara. El miércoles 25 de marzo, en el Museo del Libro y de la Lengua.

México flashea

Santo Domingo, Oaxaca

Hierve el agua

Mazunte

Mazunte

 Mazunte, Oax

“Desborde espumante” en Domínico

Video de la intervención con Alix de La Barrière el domingo 23 de noviembre de 2014 en la Feria de los Pájaros.

“Recursos extra” de Lengua extranjera

Recursos extra de Lengua extranjera, hamaca y pelopincho

Más detalles en www.lenguaextranjera.com.ar

Felicidades

felices2015

Suelta de cenizas

cenizas

La mañana de Navidad solté en el mar las cenizas de mamá.

Habían estado en su casa desde los primeros días de enero, cuando la funeraria nos las entregó junto con la factura para pedir el reintegro a PAMI. Ni mi hermano ni yo sabíamos qué hacer con esos restos mortales. Las cenizas de mi viejo, escépticamente, ni siquiera las habíamos retirado del crematorio. Y las de mamá descansaron todo el año en un “cofrecito”, dentro de una bolsa con el logo de un cementerio, sobre la tabla de planchar junto a la heladera.

Después de acompañar a un amigo a enterrar las cenizas de su padre en la cancha de Independiente, y mientras planeaba pasar Nochebuena en la costa, se me ocurrió que el mar, con todas sus metáforas, prestaban una opción idónea, para una nueva despedida, simbólica. Mi hermano rehusó la invitación, pero me confió la tarea.

Antes de arrancar para Gesell agarré la “urna” (una cajita de chapadur), la di vuelta y le dasatornillé el fondo, y una placa de metal plateado (¿aluminio?) grabada toscamente a mano: “x Q-E-P-D x Soledad E. Scarinz (le faltó una “i”) 30-12-2013″. Adentro había una bolsa de plástico negra con cinta scotch en una punta, un paquete de un cuarto kilo. Me llamó la atención la textura: no parecía polvo, como la ceniza de un pucho; se palpaba como conchilla, como arena gruesa.

El 24 a las tres de la tarde estábamos con Alix armando la carpa; y a las cuatro, en el agua. Cuando se fue el sol, prendí el fuego del asadito, y antes de la medianoche, nos instalamos en la playa con un vino listos para ver los fuegos de artificio frente al mar y bajo las estrellas. En Mar de las Pampas el cielo se prendió fuego de colores coreográficos. Fue la primera nochebuena en cuatro o cinco años que no pasé en un sanatorio (o con uno menos en la mesa chica). Envueltos en una colcha, abrazados, nos quedamos dormidos en la arena, y de madrugada volvimos al cámping.

A las nueve, sol y calorcito, encaramos playa, y decidí llevar el cofre con las cenizas. Cuanto antes, mejor, pensé. Y preferible de día, con pocas personas alrededor. Cuando dejamos nuestros pertrechos sobre la arena -una mochila, el cofre, la bolsa de mandados con el equipo de mate-, se nos acercó una perrita negra y simpática, y una libélula de cuerpo azulado: la perrita tenía la lengua afuera. Le ofrecí agua en la mano; se la tomó la libélula, que después se fue.

Momento de arrojar las cenizas al mar. Alix me filmó para mi hermano. Caminé hasta la primera rompiente y vertí el contenido sobre las olas, cerca de la superficie del agua, para que no se lo llevara el viento. Lo sentí liberador.

Volví a la orilla y resolví enterrar la urna –la tapa la tiré al mar como si fuese un frisbi rectangular. Mientras hacía el pozo, la perrita aullaba, me imitaba, cavaba un hoyo. Después encontró una ramita recta, y jugamos a tirársela, que la fuera a buscar, y la trajera de nuevo, una y otra vez. Evidentemente, los animales necesitamos jugar, y nos atraen las reiteraciones con variantes.

Rato después, inflé un globo rojo y lo solté. El viento del norte soplaba paralelo a la orilla, y el globo fue dando saltitos por la arena mojada hasta un grupo de tres niños de menos de un metro. Uno logró agarrarlo. Al rato se le escapó y siguió su viaje hasta un niño siguiente, y así hasta que lo perdimos de vista: sabiendo que hasta su último momento le podía dar a cualquiera una alegría simple, inesperada.

 

Construcción

construcción flashera (Camino y Recondo - Budge)

Ediciones independientes vol. 7

Ediciones independientes vol 7

Tuve el gusto de participar en esta muestra junto a colegas con proyectos en distintos lenguajes, formatos, soportes: música, dibujos, fotos, proyecciones, esculturas, y otras/os.

Me saqué las ganas de leer “Presteza”, un cuento que se encuentra cliqueando acá. Muchísimas gracias por el silencio atento a todas las personas que escucharon la lectura, y a mis colegas, organizadoras, anfitrión/as. Una gran noche.

 

Efecto Kuleshov Nº 3

tapa kuleshov 3

Ya apareció la revista Efecto Kuleshov 3, financiada colectivamente a través de Panal de Ideas.

Participo con una nota, “La lengua popular” (y encargué una remera).

Acá pueden ver los números 1 y 2, y parte de lo nuevo: http://www.efectokuleshov.com.ar/

8cho y och8, el libro

Esta antología propone ocho temas, cada uno abordado por ocho artistas visuales y ocho escritores. A partir de un mismo disparador, cada participante trabajó con su propio estilo, género, técnica y disciplina. Tenemos como resultado el despliegue de un abanico de posibilidades estéticas que da cuenta de un segmento de la actividad artística y literaria actual. El libro en su versión impresa se presentó el día viernes 24 de octubre a las 19 hs. en el auditorio David Viñas del Museo del Libro y de la Lengua, en la Ciudad de Buenos Aires.

tapa 8y8 el libro

Ñusléter #2014

ñusléter 2014

Después de un rato, apareció un número nuevo:
Ñusléter #2014 -mensaje anacrónico de literatura
http://www.niusleter.com.ar/ 

“Maratón de escrituras” en la muestra “El tiempo” de C. Lobaiza

Participé como moderador en la “Maratón de escrituras” el Sábado 24 de octubre en la Barraca Vorticista, en el marco de la muestra “El tiempo, objetos poema (señales, íconos, mojones, puntos fijos)” de Cristina Lobaiza.

Compartimos mesa con Marcela Villavella, Fernando Fazzolari, Gabriel Villalba, Emiliano Dionisi, Alberto Mendez, Sebastian Ezcurra, Javier Pistani, Silvina Gruppo y Cristina Lobaiza.

Los videos son de Javier Pistani.

Consti

consti x fernando aita

Se vienen Los días lindos

los días lindos 26-9

Viernes 26/9 22hs.
En La Nueva Vecindad.

Grafitis en furgones IV

PFA vigilante

Una nueva selección de pintadas en los furgones de la Línea Roca con algunas curiosidades: grafitis pro- y anti-policía, denuncias, ofertas y piropos, personajes retratados, gastadas, y la muerte pasajera.

Dos enigmáticos grafitis a favor de la Policía Federal Argentina. ¿Cómo puede ser? Hipótesis: un par de policías, tal vez de civil, incautaron un aerosol y lo usaron para vivar a su institución, dos veces (estarían cebados). Para contrarrestar, un par de grafitis anti-rati.

Luego, denuncias de fachos, conspiranoicos y anti-guardas; dibujos de viajeros frecuentes, gastadas a los amigos, mensajes personalizados, el furgón humeante de los pibes, y la compañera muerte que viaja sin boleto.

Para ver la nota completa: http://www.escritosenlacalle.com/blog.php?Blog=134

Día de la Pachamama

9am. nublado en El Jagüel, pedaleaba por Evita y frené en una parrilla, para orientarme sobre Arenales, que no entraba en mi mapa, y porque escuché al señor decir “ruda y caña”.
Un mostrador ocupaba todo el frente; de uno y otro lado, una ronda de mate. La doña cebaba sentada a una mesa; el parrillero empezaba su ritual del fuego y le convidaba la bebida del 1º de agosto a una chica con campera de Pepsi, y otra señora amiga en la vereda. En un cartel tallado se leía “En la parrilla del Negro manda El Negro”. La chica de Pepsi aceptó el trago y le gustó.
Buen día, ¿están tomando caña con ruda?, me metí. Yo tengo preparada en casa, pero me olvidé de tomar antes de salir. El Negro me invitó una copita. De una botella llena de planta, que venía macerando hacía un mes. Muchas gracias, ¡salud!
¿Le pregunté a la chica si también levantaba pedidos? Pero no, el marido le había mangueado la campera a un repositor o un camionero. Me indicaron cómo llegar a la calle Arenales, del otro lado del arroyo. Muy agradecido, salí pedaleando, con un gustito herboso y dulzón a tierra y contento.

la parrilla del negro

Ventanas

ventanas

Cruce de vías

Esta semana nos cruzamos con Pablo de Plátanos, el creador de “saca-foto”, en la estación Darío y Maxi (Avellaneda): ocho y pico a.m., él venía en el furgón, de Berazategui rumbo a Constitución; yo esperaba del otro lado del andén el eléctrico a Ezeiza.

Eh, ¿y la foto?, sentí. Me di vuelta y, antes de saber quién era, manotié el toco. A ver si la tengo. “¿Te acordás cuál, no?” Al unísono dijimos: La del perrito. El día de lluvia, agregué. ¿Cómo andás, Pablo?
No la tenía. Le ofrecí mandarle un mensajito, y pasársela por mail. Me dijo que había perdido el celular, pero que ya nos íbamos a cruzar de nuevo. Su tren reanudaba la marcha.
Supongo que a los dos nos quedó la misma buena sensación, y de alguna forma, dentro de nuestras cabezas, los dos vimos la foto compartida.

Acá se puede leer sobre el encuentro anterior del saca-foto con Pablo.

vías - Plátanos