Colon irritable con el San Martín Cartonero

El lunes 10 de octubre volvemos a las calles nuevamente junto a San Martín Cartonero esgrimiendo, en esta oportunidad, la acción: COLON IRRITABLE. Historia de la perfidia (o cómo volver a contar una historia de mierda). Una performance coro-gráfica en múltiples partes que se desarrollará en corta caravana por los alrededores del Teatro Colón hasta desarticularse apoteósicamente en todas direcciones.

COLON IRRITABLE… surge de las charlas que venimos cruzando en el marco de INDEPENDENCIA IMAGINARIA, espacio desde el cual un grupo de amigos y artistas, agitamos la revisión de los relatos e imaginarios que se presentan como estáticos, invariables, universales, para proponer aggiornarlos a nuestros días y sus necesidades históricas, sociales.

En esta ocasión, urgidos por las actuales políticas culturales que proponen “Desmemoria es Alegría”, nos aventuramos a recordar que negar el genocidio, siquiera minimizarlo -cuando bien podría haberse dicho nada- no es otra cosa que la aprobación del genocidio mismo como forma de control social: El “negacionismo” hace a la posibilidad de que lo ocurrido siga sucediendo pues, en rigor, es un ocurrir que no tiene reconocimiento… “Si lo que sucedió no se reconoce, entonces no tiene más remedio que seguir ocurriendo siempre, en un eterno retorno de lo reprimido”, nos completa Oscar Terán.

Cristóbal Colón es el perejil de nuestra historia; un iluso afortunado y valiente que sosteniendo un huevo entre sus dedos dio inicio a un relato, el del “descubrimiento y conquista de América”, que encubre el mayor genocidio de la historia del mundo.

Ese genocidio aún no se detuvo y nuestro Estado-Nación lo supo renovar con recurrencia siendo cada vez más selectivo y preciso: la “conquista de un desierto (otra piedra fundacional a desterrar luego de analizarla semióticamente); la Revolución Libertadora (un refuerzo para desmemoriados); el genocidio de Estado de los ’70, y el desmantelamiento del Estado frente al alineamiento neoliberal de los ’90, completan las páginas por detrás de la larga historia que comenzó con un huevo entre dos dedos hace 500 años.

Desde la colonia a nuestros días; del Camino Real (desde el Alto Perú, Potosí, Jujuy, Córdoba hasta el puerto en Santa María de los Buenos Aires), reemplazado luego por los trenes ingleses, y actualmente por la Hidrovía del Paraná de la “República de la Soja”, el ordenamiento socio-territorial se explica en el genocidio, la apropiación, y la segregación cultural, sostenida por el Nuevo Orden Mundial, que hace de nuestro Delta un colon enfermo, un ano, que a ellos enriquece y alimenta, y a nosotros nos mata.

Lo-pérfido de esta historia es que siempre hay perejiles de turno dispuestos a sostener un huevo entre sus dedos…

Atte. San Martín Cartonero
Colectivo Independencia Imaginaria

colon irritable

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *